Prevención de la disfunción eréctil

Cómo prevenir la disfunción eréctil

Existen muchos factores de riesgo, condiciones médicas y enfermedades que pueden contribuir a la aparición o agravamiento de la disfunción eréctil. A continuación se enumeran algunas medidas preventivas que deben tomarse para reducir este riesgo:

01. Peso corporal normal

Pérdida de peso en caso de obesidad.

02. Ejercicio Físico

Por lo menos 2 ó 3 veces a la semana.

03. Dieta Mediterránea

Se ha demostrado que ayuda tanto al corazón como a la erección.

En los hombres con obesidad o sobrepeso y disfunción eréctil, la pérdida del 10% del peso corporal combinada con una nutrición mediterránea y el ejercicio físico puede resolver el problema y, por lo tanto, devolver la erección a su nivel de calidad normal.

04. Dejar de fumar

Fumar daña los vasos del pene y es responsable de la disfunción eréctil. Dejar de fumar restaura gradualmente los vasos sanguíneos a su condición normal. De esta manera se previene un daño mayor y nuestro organismo puede tratar de "curar" las lesiones vasculares que el tabaco ya ha producido.

05. Control del colesterol

Mantener bajos los niveles de colesterol y triglicéridos.

06. Seguimiento del nivel de azucar

En caso de padecer Diabetes Mellitus, los niveles de azúcar deben mantenerse en un rango aceptable de valores establecidos por su médico.

07. Regulación de la tensión arterial

Debe mantenerse una tensión arterial normal. Es cierto que algunos medicamentos antihipertensivos, como los diuréticos, tienen un efecto negativo sobre la erección, por lo que debe discutirlo con su urólogo y él le recomendará una solución.

¡Lo que es malo para su corazón también es malo para sus erecciones!
Son muchos los estudios que han demostrado que la disfunción eréctil vascular se observa unos tres años antes de la manifestación de la enfermedad coronaria. Esto se debe a que los vasos del pene son mucho más pequeños que los del corazón y, por lo tanto, se obstruyen más rápida y fácilmente.

08. Alcohol y sustancias narcóticas

Si bien pueden producir una relajación y estimulación sexual, se ha comprobado que su abuso estable distorsiona la función eréctil e inhibe el rendimiento sexual.

09. Distimia y depresión

Ambas condiciones agravan o inducen la disfunción eréctil. Además, muchos antidepresivos causan disfunción eréctil y retrasan la eyaculación (retardada). Discuta el problema con su urólogo para decidir qué medicamentos puede usar que afectan en la menor medida posible su vida sexual.

10. Estrés y la ansiedad

Los factores psicológicos, como el estrés y la ansiedad, causan o contribuyen a la aparición y/o mantenimiento de la disfunción eréctil. Desde Lyx Instituto de Urología, podemos recomendarle a un sexólogo capacitado que podrá manejar adecuadamente o evitar que estos síntomas afecten sus relaciones interpersonales y su vida sexual.

Test Disfunción Eréctil

¿Tienes dudas sobre tu caso? Te orientamos con este sencillo test