Causas de la Disfunción Eréctil

Causas más comunes de la disfunción eréctil

La erección es un procedimiento excepcionalmente complejo que involucra el cerebro, las hormonas, los nervios, los músculos, los vasos y, por supuesto, las emociones y las funciones mentales superiores, como los sentidos, la memoria y la atención.

Cualquier trastorno en este circuito puede ser causa de disfunción eréctil. Los problemas pueden ser de origen orgánico, aunque la ansiedad y el estrés suelen agravar el problema. Otras veces ocurre justo al revés. No es infrecuente la combinación de factores orgánicos y psicológicos desde el comienzo.

Causas orgánicas

  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedades del corazón.
  • Diabetes mellitus.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo, alcoholismo o abuso de drogas.
  • Síndrome metabólico (combinación de exceso de grasa corporal alrededor de la cintura, hipertensión arterial, niveles altos de insulina, colesterol alto).
  • Oclusión vascular.
  • Hiperplasia de próstata (a menudo concomitante con disfunción eréctil).
  • Enfermedad de Peyronie (formación de tejido cicatricial conocido como «placas» en el pene).
  • Enfermedades neurológicas (por ejemplo, lesiones de la médula ósea, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple).
  • Trastornos hormonales (por ejemplo, baja testosterona).
  • Agentes farmacéuticos (antipsicóticos, antidepresivos, antihistamínicos, diuréticos, antihipertensivos, etc.).
  • Terapias para el cáncer de próstata (terapias hormonales, radioterapia, prostatectomía radical).
  • Cirugía pélvica (por ejemplo, del colon, la vejiga o la próstata).

Causas psicógenas más comunes de la disfunción eréctil

La etiología de la disfunción eréctil puede incluir muy a menudo:

  • Mitos y conceptos erróneos relacionados con el sexo y el rendimiento sexual.
  • Baja autoestima.
  • Dificultad para concebir (intentos infructuosos para lograr un embarazo exitoso) – Infertilidad.
  • Trastornos de ansiedad / estrés.
  • Depresión.
  • Problemas en la familia o en las relaciones.
  • Ansiedad de ejecución / Trastorno por déficit de atención.
  • Mala comunicación con la pareja sexual.
  • Enfermedades psiquiátricas (por ejemplo: esquizofrenia, trastornos de personalidad, etc.).
  • Incomodidad o vergüenza con una nueva pareja sexual.
  • Estrés y preocupación por responder sexualmente al deseo de la pareja sexual.
  • Ansiedad de ejecución.
  • Imagen corporal negativa (estrés de la imagen corporal frente a la pareja sexual).
  • Culpa por tener un secreto con la pareja sexual (por ejemplo, por ser infiel).
  • Problemas graves durante ese período o en ese momento (por ejemplo, problemas familiares o laborales).
  • Tener un día particularmente agotador.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Tiempo o espacio disponible para las relaciones sexuales muy restringido.

Test Disfunción Eréctil

¿Tienes dudas sobre tu caso? Te orientamos con este sencillo test